Cerrajeria Urgente - Cerrajeros Sitges 24

Cerrajeria Urgente

CERRAJEROS 24 HORAS EN SITGES

LLÁMENOS AL 605 853 182

El objetivo básico de las cerraduras es impedir el acceso a cualquier persona que no tenga acceso a un lugar en concreto. Atendiendo a este criterio podemos encontrar una gran variedad de cerraduras que nos ofrecen más o menos seguridad.

Existe una gran variedad de modelos en el mercado (de los que se piensan que aproximadamente un 90% de las mismas son vulnerables a algún tipo de método agresivo).

En el momento en el que nos tenemos que decidir sobre un determinado modelo u otro, es conveniente analizar las diferentes opciones que nos ofrecen todos los modelos así como los diseños y las necesidades de cada hogar en particular.

Si tenemos dudas podemos consultarlas con un servicio de cerrajeros urgentes en Sitges. Normalmente el servicio de consulta no va a tener ningún tipo de compromiso… ellos se llevan un beneficio en el caso de que decidamos adquirir una cerradura, pero no nos deberían de cobrar por la información que vamos a recibir.

Para ayudarte a saber que cerradura te conviene más, vamos a analizar algunos de los modelos que se encuentran actualmente en el mercado.

Cerrajeros 24h en Sitges tiene cerraduras de calidad

Cilíndricas

Este tipo de cerradura es el que más se suele utilizar en una casa normal. Están diseñadas tanto para poder colocarse en la puerta principal como en cualquiera exterior.

Giran sobre un cilindro central (bombín de pera) que también es conocido por el nombre de “perfil europeo”. En ese punto exacto será donde introduciremos nuestra llave y accionaremos el mecanismo que dará lugar a la apertura.

No es el modelo más seguro pero sí que es uno de los más económicos.

 

De sobreponer

Estas cerraduras son un poco más especiales: requieren de una instalación algo compleja por lo que necesitaremos contrata una empresa de cerrajeros urgentes Sitges o tener conocimientos específicos sobre ello.

Cuando son colocados, la cerradura queda al descubierto. Existe una gran posibilidad de que pueda llegar a rozar con otros elementos por lo que es muy importante tener en cuenta el tipo de material sobre el que se va a aplicar aunque simpre se puede optar por la colaboración de un profesional para que nos abra la puerta.

También tienes que conocer su gran inconveniente: como está tan a la vista, es mucho más fácil de forzar. Es una opción muy económica aunque nada recomendada.

Tubulares

Este tipo de cerradura es muy utilizada en los cuartos de baño. A diferencia de las anteriores, esta se pone por dentro impidiendo que cualquier persona pueda llegar a entrar desde el exterior.

Tiene un pequeño botoncito o pestaña que se encarga de conseguir ese bloqueo tan especial.

Se trata de un sistema de seguridad bastante simple. Simplemente con algunos golpes se puede llegar a desarmar la cerradura. Evidentemente no se van a utilizar para guardar algo que sea valioso, si no que más bien se trata de utilizarlas para preservar nuestra intimidad.

No es el tipo de cerradura que se pondría en la puerta de un hogar precisamente.

 

De embutir

Estas cerraduras están pensadas para puertas interiores siendo uno de los modelos más habituales que se utilizan en ellas.

Tienen un funcionamiento muy básico: en el momento en el que la manilla gira, el pestillo se ve retraído y la puerta es abierta sin ofrecer ningún tipo de resistencia. Podemos encontrarla en dos modelos diferentes: con cerradura para incluir llave o sin ella.

Una de las principales características de este sistema de cerradura es que es muy sencilla de instalar. Con un mínimo de conocimientos lo haremos sin ningún tipo de problema.

 

Cerraduras digitales

Y terminamos esta sección con el tipo de cerradura más moderno que se puede encontrar actualmente en el mercado: las digitales.

Para abrirlas y cerrarlas tan solo necesitaremos un código especial o una tarjeta. Algunos modelos más sofisticados nos permiten la apertura utilizando nuestra huella digital (que, lógicamente, ha debido ser introducida en la base de datos antes).

Este tipo de cerradura no está pensado para un hogar: se suelen utilizar en hoteles, en trasteros comunes, garajes o lugares que estén muy transitados y sea importante limitar el acceso a ciertas zonas.

Ahora bien, casi todas las cerraduras anteriores son vulnerables al método bumping. Esta es una técnica que se encarga de forzar las cerraduras sin forzarlas realmente. Hubo un tiempo que tan solo las utilizaban los cerrajeros… pero se popularizó de tal forma que ahora son los ladrones quienes la utilizan con más frecuencia.

Las únicas cerraduras que nos protegen contra este sistema son las invisibles. Suelen tener un mando que las abre y en ningún momento están en contacto con el exterior.

Si quieres más información sobre este tipo de cerraduras, o sobre cualquier otro modelo, puedes consultar con el servicio de atención al cliente de cualquier servicio de cerrajeros urgentes Sitges.

error: Content is protected !!