5 Consejos básicos para mantener seguro nuestro hogar

La seguridad está en manos de todos. Actualmente la inseguridad se encuentra en todos lados, y lo primero que debemos de hacer es tomar en cuenta la prevención. Mientras mejor nos preparemos ante una situación, mejor será el resultado. A continuación hablaremos de varios métodos que permiten que nuestros hogares sean más seguros.

  • Revisar las cerraduras que tenemos en casa

Las cerraduras, al ser dispositivos mecánicos, sufren de desgaste. Este puede llegar a ser peligroso ya que hace que estas sean más débiles ante cualquier ataque y se puedan partir y ser abiertas por una llave cualquiera a medida de que el tiempo pasa.

Lo mejor que podemos hacer en este caso es llamar a un cerrajero profesional para que inspeccione nuestras cerraduras y nos diga cuales necesitan de algún reemplazo y así mismo este las pueda reemplazar.

  • Revisar los cerrojos

Cada uno de los cerrojos de nuestra casa debe ser inspeccionado. Cada seis meses se debe realizar la misma ya que así se determina si estos presentan muchos signos de deterioro y desgaste. Tenemos también que observar que la cerradura no tenga oxido, no se vea opaca o tenga signos visibles de desgaste, lo que en este caso la mejor opción sería sustituirla.

Si nos damos cuenta que el poder abrir la puerta se está haciendo más difícil cada vez, más aún en noches frías, entonces se debe reparar o mandar a sustituir el sistema de bloqueo antes de que pueda suceder alguna situación y quedarse fuera de su propia casa.

  • Inspeccionar puntos vulnerables

Tenemos que pensar en cuáles son los lugares de acceso que se usan más en nuestra casa. Ya sea la puerta del frente, la de la cocina, la del patio, la seguridad es lo primero. Debemos determinar si estas no son lo suficientemente seguras y a partir de esto tomar medidas necesarias,  ya sea cambiando las cerraduras o instalando rejas de seguridad.

  • No dejar la casa desbloqueada en ningún momento

Cuando vayamos a hacer alguna diligencia a las afueras, lo mejor es que dejemos nuestra casa bloqueada con llave y nosotros la tengamos. Esto es peligroso ya que los ladrones pueden tomar la ventaja y entrar a la casa sin la necesidad de forzar la entrada.

Este consejo también cuenta cuando una persona tiene niños y dejan la casa desbloqueada mientras que ellos vienen del colegio. Para esto lo que podría considerar es cambiar a una cerradura con código para que los chicos sepan cuál ingresar y no dejar la puerta sin bloqueo.

  • Asegure todos los accesos de su casa

Recuerde que siempre tiene que contar con bloqueos en cada acceso. Las ventanas tienen que tener candados que puedan protegerlas de alguien que quiera violentar su seguridad. Lo mejor es mantener cada acceso despejado para evitar que cualquier persona pueda esconderse, ya sea en un arbusto o en las premisas.

Al final el tomar estos consejos nos hará sentir mayor tranquilidad en nuestra casa y así tener una mejor calidad de vida, para nosotros y para los que son parte de nuestra familia.

 

#cerrajeros ¿Que reflexionar luego de un robo?

Luego que has vivido una situación de un robo, hay que superar la sensación desagradable, de angustia, impotencia y temor que invade a las víctimas, tratando de aprender para evitar nuevos ataques.

Salir sano y salvo de una situación como esta, amerita analizar donde estuvo las mayores debilidades para que estos delincuentes te escogieran a ti y no a otras personas para arrancarles sus valores. Sin lugar a duda, tu fuiste la opción más sencilla para incurrir en delito.

Pero esto no necesariamente debe seguir siendo así. La recomendación es a colocar todo en orden nuevamente, hacer inventario de las pertenecías que se han llevado del lugar. Revisar los cerramientos y reforzarlos con la ayuda de profesionales cerrajeros.

Luego de un robo, queda claro que de manera independiente no se puede establecer medidas de seguridad y cerrajería, porque no se perciben peligros latentes en los métodos frecuentes de robo, que si se realizaran de manos de un profesional.

Negligencias personales

Los dueños pueden incurrir en negligencias en contra de la propiedad sin darse cuenta, dejar una puerta mal cerrada, o sin doble seguro para ir a la tienda, quizás quedarse en la puerta hablando con los vecinos o comentar los que se posee en valores con otras personas ajenas a la familia.

Una negligencia personal muy común para las personas que viven solas o aisladas de la comunidad, es no poner atención a los extraños, no convivir con los vecinos ya que no se enteran de lo que sucede dentro de la localidad, que le puede ayudar a estar atentos ante posibles robos.

Otras de las negligencias más comunes, es dejar las cerraduras dañadas con ciertas mañas o trucos para cerrarlas o abrirlas, usando golpes, elementos improvisados y hasta ventanas y puertas para entrar por inconveniencias con la cerradura.

Prevención de nuevos ataques

Es una oportunidad de reflexionar en cómo no seguir cometiendo errores, ya que los robos pueden seguir reincidiendo, en esa misma propiedad o en cualquier otra que se acostumbre a actuar de la misma manera.

La acción inicial debería ser la seguridad física, el paso sería consultar y contratar cerrajeros de absoluta confianza y calidad de servicios, para que los ayude a salir del nivel de desamparo en que se encuentra.

Un ladrón puede reincidir en robo en un mismo establecimiento si evalúa que no se han colocado medidas de seguridad efectiva. No hay que asumir que no volverá, porque si puede hacerlo y más pronto de lo que piensa, más si ha dejado algún valor que no puedo llevarse.

Análisis de métodos de robos

La manera en como incurrió en el ataque es necesario para destacar las oportunidades que dejamos abiertas para que nos atacara. Los ladrones pueden tener muchas técnicas de robo, a la fuerza por habilidad y dentro de estas hay técnicas que nos hacen ceder en segundos.

Tanto para métodos de robo o de hurto, vale la pena el análisis. Pero se debe concientizar que la técnica puede cambiar la próxima vez, todo dependerá de que tan fuerte tengamos nuestras defensas.